ACTUALIDAD

Qué injustos fuimos con Gonzalo Higuain en la Selección Argentina

Pipita fue el más humillado de la camada anterior pero su explicación excede lo futbolístico. El carisma y las circunstancias fueron factores determinantes para medir con distintas varas a Lautaro Martinez y Agüero.
Gonzalo Higuain en la Seleccion Argentina

Sean eternos los laureles que supimos conseguir, reza el himno argentino. Y seguramente los logrados en Lusail, Maracaná y Wembley jamás serán olvidados. Estamos atravesando una de las etapas más gloriosas de la historia de la Selección Argentina, y en estos contextos, sólo los grandes como Messi se acuerdan de los soldados que murieron en batalla alguna vez. Su camada, tan golpeada y criticada, hoy mira a la distancia cómo la gloria se la llevan otros. Solo Lionel y Di María pudieron ser rescatados del Titanic. Sin embargo, muchos otros quedaron en el camino. Muchos históricos que merecieron tanto como Leo y Fideo. Y en esa lista cito a Gonzalo Higuain en la selección Argentina. Porque, sin dudas, Pipita fue el más humillado de todos. Seguramente su falta de carisma y su engreísmo a la hora de declarar no le jugaron a favor y es innegable que Higuain nunca fue un personaje carismático.

La comparación con el Kun Agüero, su máxima competencia

Si el cariño se midiese en aplausómetro, seguramente el Kun Agüero recibiría más cariño. ¿Pero acaso el Kun hizo más que Gonzalo Higuain por la Selección Argentina futbolísticamente? Agüero convirtió 42 goles en 101 partidos jugados con la Celeste y Blanca, mientras que Gonzalo Higuain metió 32 en 75. Agüero infló más veces la red, pero Higuain tiene apenas mejor promedio de goles (0,42 vs. 0,41 del Kun). Podríamos afirmar entonces que, cuantitativamente, el duelo entre ambos es muy parejo. Aunque también hay que mencionar, nobleza obliga, que en muchos de esos partidos a Agüero le tocó ingresar desde el banco mientras que Gonzalo era titular.

Gonzalo Higuain en la Selección Argentina junto al KUN Aguero

En términos cualitativos, no podemos olvidar aquel gol del Pipa vs. Bélgica en el Mundial de Brasil en 2014, que lo metió a Argentina en semifinales después de 34 años. Siendo objetivos, Agüero no convirtió un gol así de determinante en la Selección Argentina. También podría mencionar el triplete de Gonzalo vs. Corea del Sur en Sudáfrica 2010. En contrapartida, quizá el gol más importante del Kun con la Celeste y Blanca fue aquel vs. Islandia en el Mundial de Rusia 2018. Es cierto, Agüero tuvo mala suerte. Como él mismo expresa, ése era su Mundial. Sin embargo, el contexto, las dudas y el nerviosismo de Sampaoli le jugaron en contra y no pudo brillar como presumía. 

El villano que pudo ser héroe, y viceversa

Del otro lado, no podemos omitirlo, están los goles errados en las finales. Tres momentos fatídicos, uno por año, uno por final, que arruinaron su vínculo con la gente. Lamentablemente para él, las tres terminaron en derrota del equipo. Nada menguaría la debacle. Y, como siempre pasa, la gente necesitaba encontrar un culpable. Y fue él. Gonzalo Higuain fue el chivo expiatorio que siempre se necesita para encontrar un por qué a tantos años de malaria.

Pipita Higuain pudo quedar como un héroe si el árbitro italiano Nicola Rizzoli le cobraba ese penal, tan discutido, que para mí no fue. Pero, finalmente, la película lo tuvo como villano. Y qué cerca estuvo Montiel de que su destino sea el mismo al del Pipita, después de esa mano inexplicable que derivó en el 3-3 de Francia en el minuto 118′ del alargue, en Qatar 2022. El desenlace fue muy distinto: “Somos todos Montiel”. Es increíble los giros de guion que regala el fútbol.

LEER TAMBIÉN  Preocupante: ¿hace cuánto que Argentina no juega un amistoso vs. top de Europa?

Gonzalo Higuain en la Selección Argentina

El Toro que también pudo ser villano

Un caso similar es el de Lautaro Martinez. Para abril de 2023, El Toro lleva 21 goles en 46 partidos jugados. Y cuánto mejor era su promedio antes del Mundial de Qatar 2022 (misma cantidad de goles con 10 compromisos menos). Aún así, el balance sigue siendo muy bueno en términos numéricos. Cualitativamente, su aporte también es muy valioso ya que fue determinante en dos de los tres títulos de la Scaloneta: 3 goles en la Copa América 2021 y 1 gol en la Finalissima contra Italia. Clave.

Sin embargo, su Mundial en Qatar 2022 fue muy malo. Desperdició muchas chances clarísimas de convertir, no sólo en la final, sino también en otras rondas eliminatorias y en momentos importantes como vs. Australia. Lamentablemente, su mala racha continuó en los amistosos posteriores y quedó evidenciada ante Curazao. Y si bien Lautaro sufre algunas críticas leves, está claro que su penal convertido vs. Países Bajos y la posterior conquista de la Copa del Mundo sirvieron de gran atenuante para que no sufriera el acoso que sí sufrió Higuain post finales perdidas.

Lautaro Martinez vs Mexico en el Mundial de Qatar 2022

El carisma, factor determinante

Y aquí es donde vuelvo a mencionar el carisma como factor determinante. Gonzalo nunca tuvo feeling con la gente. Nunca supo cómo ganarse al público. Sin embargo, el Kun Agüero tampoco era querido después del Mundial de Rusia 2018: “van a extrañar a esta camada de la Selección”. Recuerdo todavía el repudio y las críticas que recibió después de decir eso. Pero Kun la supo dar vuelta. Además de su amistad con Messi, que también lo favoreció, su faceta de streamer simpático y cercano a la juventud lo hizo resurgir como personaje querido. La gente lo empezó a bancar mucho más desde allí. Porque todo pasa por el carisma.

Porque el hecho de que Lautaro agarre el micrófono y haga cantar a los argentinos que están en las tribunas también le hace sumar puntos. Ninguno de los dos fue más que Gonzalo Higuain futbolísticamente. Ni Lautaro Martinez, todavía, ni Sergio. A Gonzalo Higuain lo condenó su falta de carisma. Pero el carisma no puede, ni debe, ser la única vara que indique “a vos te quiero, pero a vos te hago bullying. Es cierto que hubiese sido muy distinto el clamor popular hacia Lautaro Martinez si Argentina volvía a perder una final.

Pero el cariño no pasa sólo por ser campeón del mundo o no. Porque también se lo quiere a Agüero, que no ganó la de 6 kilos. Él perdió las mismas finales que Higuain y que no convirtió ningún gol clave en la Selección Argentina, a diferencia del Pipita. No ataco a Lautaro Martinez, el toro. No ataco a Kuni Agüero. Solo argumento qué injustos fuimos con Gonzalo Higuain en la Selección Argentina.

Argentina Subcampeón del Mundial de Brasil 2014
Suscribite
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

SEGUIR LEYENDO

TEMAS RELACIONADOS
Noticias por autor
formación argentina nueva zelanda

Argentina le conviene perder contra Nueva Zelanda

Para evitar a Brasil en Octavos de Final, no se mira con malos ojos una derrota en el último duelo de la fase de grupos. El segundo puesto le ofrecería a la Albiceleste un rival aparentemente más accesible en la próxima ronda.

Noticias por autor
U20 World Cup
26 May 2023
6:00 pm
New Zealand U20
0 5
Argentina U20

Notas de Opinión

Suscribite a nuestro newsletter

0
Me encantaría tu opinión, por favor comenta.x
Buscar
Close this search box.
P