ACTUALIDAD

Se perdieron una joya: la enorme carrera de Lautaro Martínez tras el no de Boca

Lautaro Martínez primero tuvo que elegir entre el básquet y el fútbol: no se equivocó como sí lo hizo Boca, que dejó escapar a un campeón del mundo.
Lautaro Martínez en La Selección Argentina

Hay historias que están marcadas desde el inicio, hay gestos y señales que hacen imaginar que hay un buen desarrollo y un lindo final. Aunque, claro, en el camino tiene que aparecer alguna decepción que haga más interesante el relato. Y en ese esquema encaja la trayectoria del goleador de la Selección Argentina Lautaro Martínez, aquel pibito de Bahía Blanca que le pedía a su mamá que le preparara fideos con aceite antes de jugar al fútbol porque había escuchado que era lo que comían los profesionales. Él fue un profesional desde ese momento y mantuvo esa línea: cuando dejó la pensión de Racing y se fue a vivir sólo le pedía a una nutricionista que le armara la lista de compras para ir al supermercado. Nada de hamburguesas ni salchicas para salir del paso.

Pero, claro, también tuvo que superar algunas adversidades para poder cumplir su sueño de jugar en Primera, ser campeón del mundo y hasta estar nominado entre los candidatos a ganar el Balón de Oro. Sin embargo, Lautaro Martínez estaba tan convencido de que llegaría a la Selección Argentina y era (y es) tan obsesionado y exigente que nunca claudicó en esa meta que se había trazado.

Básquet o fútbol: la disyuntiva de Lautaro en Bahía Blanca

Lautaro Martínez es un referente de la Selección Argentina… de fútbol. Y no es un capricho aclararlo porque podría haberlo sido de la de básquet, donde, por ejemplo, ha jugado su hermano menor Jano. Se sabe que en Bahía Blanca predomina la pelota naranja y el delantero no le esquivó. Todo lo contrario: jugaba y muy bien. Pero a los 15 años le llegó la pregunta clave si pretendía profundizar su camino como deportista: ¿básquet o fútbol?

La respuesta que le dio a su papá Mario, obviamente, la conocemos todos. Pero su pasión por la otra pelota y el aro no lo perdió. “Si no fuera futbolista, jugaría al básquet, me encanta. Es más: prefiero mirar un partido de básquet que uno de fútbol“, confesó el propio Lautaro Martínez, un base en las canchas de parquet, en una entrevista con El Gráfico. De hecho, cuando jugaba en Racing era habitual verlo en las tribunas del Polideportivo de la Academia para alentar al equipo de básquet.

Lautaro Martínez en La Selección Argentina
La pelota naranja bajo la suela de Lautaro, luego de un partidito de básquet con sus compañeros de la Selección Argentina.

El día que Boca no lo quiso porque tenía mejores delanteros

“Es lento, corre con los talones. Y el 9 de Boca tiene que ser rápido”, fue la devolución que le dio el técnico de Boca a Ignacio Dobri, primer representante de Lautaro Martínez, luego de la prueba que le hicieron al goleador. “Tenemos tres delanteros mejores que él”, ya le habían avisado a Alberto Desideri, DT del Toro en Liniers de Bahía Blanca. Uno de esos tres era Alexis Messidoro, actual delantero del Persis de Indonesia, tras pasar por el Ierapetras de Grecia, Platense, Estudiantes de Mérida, Cerro Largo de Uruguay y Sport Boys de Bolivia entre otros clubes…

Lautaro no se bajoneó por ese rechazo en Boca y tampoco por la poca atención que le prestaron en San Lorenzo. Estaba convencido de que a fuerza de sus goles le llegaría la oportunidad. A fines del 2013, Fabio Radaelli -cabeza de las Inferiores de Racing- lo vio en un torneo juvenil y ni quiso probarlo: directamente pidió que le dieran lugar en la pensión para incorporarlo. Vueltas de la vida, años después Boca le hizo una oferta de 15 millones de dólares a Racing para comprar al delantero.

LEER TAMBIÉN  River Plate vs. Boca Juniors, al estilo Imperio Romano
Lautaro Martínez y su relación con boca juniors

Atlético Madrid, el destino europeo que no fue

Un Scudetto, dos Copa Italia, dos Supercopa Italia, una final de Champions League, el 10 en la espalda y la cinta de capitán en en brazo izquierdo. Lautaro Martínez ya dejó una huella en el Inter, como en su momento la dejaron Javier Zanetti o Diego Milito, entre tantos otros argentinos que triunfaron en el club del norte italiano. Lo pagaron 27 millones de euros a mediados de 2018 y desde que llegó se transformó en una pieza titular del equipo.

Pero Italia no iba a ser el destino europeo donde lo esperaban al delantero de la Selección Argentina. Racing ya tenía todo arreglado con Atlético Madrid y Diego Simeone lo esperaba para potencial el ataque de su equipo. Apenas faltaban cerrar detalles y firmar cuando Milito (por entonces secretario técnico de la Academia) jugó a favor de su ex club y también habló mucho con Lautaro Martínez para que eligiera ponerse la camiseta del Inter.

Piero Ausilio, director deportivo del neroazzurri, viajó hasta Avellaneda para poder desviar el destino del delantero y lo vio en cancha: Lautaro convirtió el primer hattrick de su carrera frente a Huracán y eso influyó a favor de Racing. “Tanto Zanetti como Milito nos ayudaron. Decidí volar a Argentina y cerrar el trato. La noche del acuerdo, Lautaro hizo tres goles y nos costó más“, admitió el propio Ausilio.

Lautaro Martínez y la Selección Argentina: el día que Sampaoli lo dejó afuera del Mundial 2018

En los meses previos al Mundial de Rusia 2018, el Cilindro de Avellaneda fue uno de los estadios argentinos donde más a menudo se lo podía ver a Jorge Sampaoli. Ricardo Centurión y Lautaro Martínez eran los dos futbolistas que el entrenador de la Selección Argentina estaba siguiendo y tenían grandes chances de formar parte del plantel definitivo. La ilusión del Toro crecía a fuerza de sus goles, de sus rendimientos y de las convocatorias donde lo incluía el DT argentino.

Su nombre apareció entre los 35 preseleccionados. Sin embargo, en el último corte, el definitivo, Sampaoli dejó a Lautaro afuera del Mundial 2018. Fue el golpe deportivo más grande que sufrió Lautaro Martínez. Quedarse afuera de la Selección Argentina justo en las puertas de un Mundial. Tragó saliva o veneno, como pide Bielsa para que todo se equilibre al final. Y siguiendo la teoría del Loco, así fue: cuatro años más tarde el Toro besó la Copa del Mundo y enterró definitivamente aquella decepción que le tanto le había costado digerir.

Lautaro Martínez en La Selección Argentina
El momento de la gloria eterna para Lautaro: festejando con la copa en Qatar.

Con guantes y a las piñas contra su DT del Inter

Pelarse con tu entrenador no suena de lo más normal. Y hacerlo con guantes de box, menos aún. Sin embargo, Lautaro Martínez fue protagonista de un improvisado ring durante un entrenamiento del Inter teniendo enfrente a Antonio Conte, por entonces técnico del equipo italiano. ¿Cómo no lo echaron después de semejante escándalo?

En realidad, fue la manera jocosa que utilizaron los protagonistas de la pelea para bajarle los decibeles a un cruce que se había producido el día anterior en el partido de Inter frente a Roma. Conte había hecho ingresar a Lautaro en el primer tiempo, reemplazando a Alexis Sánchez, pero durante la segunda etapa lo sacó. El Toro salió muy ofuscado por tener que dejar la cancha antes del final del partudo y el DT le gritó: “Hay que mostrar respeto, en lugar de hacer el fenómeno”.

El clima tenso se aflojó a la mañana siguiente, cuando el delantero argentino llegó temprano a la práctica y ofreció disculpas al técnico y a sus compañeros, que enseguida armaron una divertidísima puesta en escena para olvidar el altercado y cambiarlo por muchas risas

Suscribite
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

SEGUIR LEYENDO

TEMAS RELACIONADOS
Noticias por autor
Noticias por autor

Notas de Opinión

Suscribite a nuestro newsletter

0
Me encantaría tu opinión, por favor comenta.x
Buscar
Close this search box.
P